Buscar este blog

* indicates required
Sí, te estás suscribiendo a mi lista de mail, pero no te preocupes, yo también odio el spam. Además, puedes desuscribirte cuando quieras.

Algo no cuadra


Minicuentos_logo
 
   El piso era perfecto, con baldosas cuadradas. Encima había una cama rectangular, de igual forma el colchón y la almohada.
   Él se levantó y apoyó los pies, uno sobre cada baldosa, alineados. Desde los dedos hasta el talón, quedaban completamente dentro. Suspiró y se irguió. Un paso por cada baldosa, siempre en línea recta.
   Salió a la calle a buscar el diario cuadriforme. Vio a sus vecinos inmóviles, las cabezas hacia atrás. Él elevó la vista, en el cielo se recortaba una sombra oscura. Una forma extraña.
   Se quedó mirando la nave espacial, los ojos atraídos hacia su perfil redondo.


   Este minicuento se publica por primera vez.


Este minicuento forma parte del recorrido de la sombra, puedes acceder al siguiente a través de la palabra clave o desde aquí Recorrido_logo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El respeto es algo que nos beneficia a todos.