Buscar este blog

* indicates required
Sí, te estás suscribiendo a mi lista de mail, pero no te preocupes, yo también odio el spam. Además, puedes desuscribirte cuando quieras.

Subgéneros de fantasía: la gran lista


  
   Antes que nada tengo que advertirte es que este va a ser un post largo, si quieres uno más breve, te invito a leer este otro. Pero si te animas, y tienes tiempo, espero que te guste el más completo.

Subgeneros_fantasia_gran_lista
 

Subgéneros de fantasía

 
   Lo primero que tenemos que definir es qué es la fantasía, ¿no? Pues no es una pregunta fácil, en realidad lleva a un debate extenso. Puedes ver algo de él aquí. Vamos a partir de la base que sabemos lo que es fantasía y que nos referimos a la literatura fantástica que en inglés se llama fantasy, esta distinción se debe a que la literatura fantástica en español suele remitir a las teorías de Todorov y otros, en ese aspecto, el género maravilloso se aproxima más al fantasy que la literatura fantástica en sí.
   Si partimos de lo maravilloso, la fantasía se define por tener un carácter mágico, sobrenatural, donde lo imposible es real y se acepta como tal sin cuestionamientos. Se diferencia de la ciencia ficción básicamente en que no se apoya en ninguna teoría científica (ya sea tecnológica, sociológica u otras) es imaginario y solo se sustenta de su lógica interna.
   Dentro de esta definición, ya con decir que se basa en lo que podamos imaginar, te das una idea de la cantidad de subgéneros que puedes encontrar, ¿no? ¡Claro que sí! Todos los que te puedas imaginar. No te preocupes, este post no es tan largo, solo vamos a ver los subgéneros más comunes. No siempre se presentan puros y muchas veces, la mayoría en realidad, se solapan. Porque se refieren a diferentes elementos o aproximaciones a la fantasía que pueden ser complementarios.
   Una de las características de la fantasía es que crea un nuevo mundo con sus propias reglas. Ahora, ¿dónde está ese mundo? He aquí las opciones:
    • Un mundo alternativo, completamente diferente del nuestro y no relacionado, la Tierra ni siquiera existe.
    • Un mundo mágico atado a la Tierra, relacionado de alguna manera: portales, universos paralelos, etc.
    • Un mundo mágico dentro del nuestro, en esta Tierra, acá también se puede acceder a través de portales u otras puertas.

Tip: Los subgéneros no son solo para etiquetar libros, sino para encontrar lectores y lecturas.

   Ahora bien, una vez que sabemos que tenemos que crear un mundo, sus personajes y las historias que ocurren allí es cuando comenzamos a tener subgéneros según los componentes que elijamos.
    • Según el alcance.
      • De la historia: antes una aclaración, las palabras «alta» y «baja» no se refieren en ningún modo a la calidad de la obra. Tal vez no sean las mejores, pero está muy extendido su uso.
        • Alta fantasía: aquí todo es a lo grande: los personajes, la ambientación, el alcance, la lucha es entre el Bien y el Mal (en mayúsculas), el riesgo es la aniquilación total o la pérdida del mundo, suele abarcar varios países, reinos o imperios y extenderse en el tiempo para cubrir varias generaciones. Es probable que no sea un solo libro y si lo es, ¡a ver si puedes levantarlo!
        • Baja fantasía: aquí las cosas suceden en menor escala, en general el destino que está en juego es el del protagonista, un grupo de personajes o como mucho un reino; pero el mundo seguiría existiendo, aunque perdieran.
      • De los elementos fantásticos.
        • Fantasía pura: aquí nos regodeamos en los elementos fantásticos, creamos un mundo solo para eso, para hacer una orgía de imaginación. Algunos lo llaman fantasía dura para compararlo con la ciencia ficción dura, no estoy segura de si me gusta ese adjetivo.
            Escritura_logo
          • Fairy tale retelling: en esta me tienen que ayudar porque no sabía dónde clasificarla. La puse acá porque las historias de hadas son lo más cercano a la fantasía pura. Como su nombre lo dice, la historia se basa en nuestras historias de hadas contadas desde una nueva perspectiva o una versión diferente.
        • Realismo mágico: sucede en el mundo ordinario y los elementos mágicos no se consideran extraordinarios sino como algo cotidiano y común. Tal vez la más cercana a lo que llamamos literatura fantástica en castellano, aunque sin la reacción al elemento extraño.
        • Literaty fantasy: el énfasis está en el tema, la condición humana y la prosa y no tanto en los elementos fantásticos, que sí los hay, sino no estaríamos en la fantasía, ¿no?
    • Según el tono.
      • Fantasía oscura: para la gente que le gusta ver el vaso medio vacío, en estas historias, todo va mal, suelen definirla como una mezcla de fantasía y horror (no entremos en la discusión entre lo que es horror y terror); tienen un tono oscuro y ominoso.
      • Fantasía heroica o épica: como su nombre lo dice, nuestro protagonista va a ser un héroe que se enfrenta a las fuerzas del mal. El elemento de acción y batallas es muy prominente en estas novelas, y suele conllevar un viaje. También es probable que el protagonista sea un desconocido que termina salvando al mundo, y en ese aspecto podemos tener:
        • Fantasía coming of age o Bildungsroman: como lo dice el nombre, es la historia que muestra cómo el niño se convierte en adulto. Si bien suele ser un personaje masculino, no hay razón para que no sea femenino. Este subgénero no es exclusivo de la fantasía épica, pero suele ser muy común dentro de ella.
        • Fantasía quest: en general mezclada con la anterior, el énfasis está en el viaje que realiza el protagonista. También puede observarse en la alta o baja fantasía. Muchos dirán que todas las historias representan un viaje, pero aquí me refiero a cuando el elemento principal de la historia es el viaje en sí mismo.
      • Fantasía cómica: esta fantasía es para leer después de la oscura, así levantamos la moral con unas buenas situaciones cómicas. Puede ser una de las más difíciles de escribir, a menos que te salga natural la parte cómica (yo puedo llegar a arruinar cualquier chiste que cuente).
      Infografia_Subgeneros_fantasia
      Haz clic en la imagen para verla más grande.
    • Según la ambientación. 
      • Fantasía histórica: está situada en la historia, nuestra historia, a la que se le agrega elementos fantásticos. La historia se desarrolla en el pasado y te cuenta lo que en realidad pasó y no está en ningún libro de historia. Que ya podría ser real, porque después de todo, ¿quién puede comprobar lo que está o falta en los libros de historias? ¿Por qué aclaro que la historia sigue en el pasado? Lee el punto siguiente, pero antes… dos descendientes de la histórica.
        • Fantasía medieval: sí, sí, me vas a decir que no necesariamente es histórica ya que puede tratarse de alta fantasía en un mundo pseudo medieval… bla bla bla. Pero la pongo aquí porque lo cierto es que se basa en nuestra era medieval.
        • Fantasía artúrica: tiene un género propio y todo, qué tanto hay de real en estas historias, nunca lo sabremos. Tal vez creas que sea todo leyendo, pero ¿de dónde crees que vienen las leyendas? Es probable que haya un grano de arena de verdad en todo ello.
      • Fantasía (historia) alternativa: también le agregamos un elemento fantástico a nuestra historia, pero estos agregados hacen que cambie la historia y que se cree un presente (o futuro) alternativo. La historia se sitúa en ese presente o futuro alternativo.
      • Fantasía contemporánea: situada en la época contemporánea, obviamente va cambiando con el tiempo, para nosotros es la era de internet y redes sociales (para nosotros, je, sí, me sumo, aunque cuando yo nací no existía eso de la internet).
      • Fantasía distópica: al igual que las distopías de ciencia ficción, la historia se sitúa en un entorno distópico futuro, generalmente postapocalíptico. Es la lucha del protagonista contra el sistema ya sea este un sistema de castas, un gobierno corrupto, lo que fuera.
      • Fantasía apocalíptica: estamos, en general, un paso antes que la anterior y nos enfrentamos a un apocalipsis mágico. Porque el fin del mundo no necesariamente tiene que ser cuando nos invadan los extraterrestres o se escape un virus.
      • Fantasía urbana: esta es fácil, está situada en un entorno urbano, en general contemporáneo, pero no solo eso, sino que esta ciudad tiene que ser partícipe de la historia ya sea con sus características, historia, leyenda, tiene que ser un personaje más, sino es solo el decorado (y sí, puede que lo haya hecho mal en alguna de mis novelas…).
      • Fantasía intrigas de la corte: tiene que estar ambientada en la en una corte real o castillo ya que lo que la define son las interacciones y tramas entre los personajes de la corte. Suele tratarse también de fantasías medievales, aunque no es exclusivo de ellas.
 
Tu libro de fantasía no tiene que ser medieval, anímate a otros subgéneros. Twittea 
 

    • Según los personajes fantásticos.
      • Tolkeniana: y este subgénero me los estoy inventando, debe haber un nombre por ahí que se refiera a este tipo, tal vez sea la misma que la alta fantasía, pero lo cierto es que puede aparecer en la baja u otro. No es que Tolkien se haya inventado los elfos de la nada, pero sí les dio la forma que se nos aparece en la mente cada vez que pensamos en un elfo o un enano y esto se hizo muy popular.
      • Paranormal: (que muchas veces se confunde con la urbana porque suelen ir de la mano) significa que hay monstruos, ya sean fantasmas, vampiros u hombres lobo.
      • Superhéroes: ¿esto realmente va acá? Todavía estoy en la duda, supongamos que están en un entorno fantástico y podría ser.
      • Fantasía mítica: aparecen los dioses de cualquier panteón de nuestra historia (y ojo que me refiero a toda la humanidad).
        • Si además intervienen en la acción, ya nos transformamos en paranormal (o sobrenatural) siempre que actúen en nuestro mundo, sino nos pasamos a la alta o baja fantasía.
    • Según el público a la cual está dirigida.
      • Fantasía infantil: dirigida a los niños, hay que tener cuidado con las situaciones que se narran para no traumarlos, pero tampoco hay que llegar al extremo de ser condescendiente; son niños, no tontos.
      • Fantasía juvenil (o YA): está dirigido básicamente a los adolescentes, lo importante es que trate sobre temas que les interese y tenga un protagonista de una edad similar a la de ellos.
      • Escritura_logo
      • Fantasía adulta: acá estamos todos los que somos más viejos de veinte y es que el límite lo bajan a cada rato, dentro de poco, cualquiera mayor de diez es viejo. Acá puedes poner protagonistas de cualquier edad y hablar de cualquier tema, se supone que como adultos nos tenemos que tragar todos los bocados amargos de la vida sin chistar. Eso sí, no te recomendaría un adolescente como personaje, suele ser cansino para los adultos, casi tanto como un adulto lo es para un adolescente. Son etapas de la vida, nada más, pero un adulto recordará con más felicidad la niñez que la adolescencia.
      • Fantasía new adult NA: sí, siguen segmentando las edades como si a esta altura alguien entendiera algo ya. Son los nuevos adultos, los que recién se estrenan, los demás somos lo usados ;) No me queda muy claro el margen de edad, se supone que es después de la adolescencia y en los primeros años de la adultez. El tema de las edades, excepto que seas un niño, puede ser muy nebuloso, cada uno madura a su ritmo, más allá de los límites de mayoría de edad que tiene cada país (que, por cierto, son diferentes).   
   En resumen, estos son los subgéneros más comunes, obviamente hay mezclas como Romance paranormal. Aquí el género prominente es el primero que aparece en la composición. Es decir, si queremos que lo más importante en nuestra novela sea un romance y además hay vampiros, entonces es Romance paranormal. Si lo que nos importan son los vampiros y le ponemos un toque de romance, entonces es Paranormal romántica. Van a encontrar que en inglés es al revés, pero eso es porque en ese idioma el modificador (adjetivo) suele estar delante del sustantivo. Dicho en castellano, nosotros decimos el auto rojo y ellos el rojo auto. Lo importante es el sustantivo «auto», que sea rojo es algo adicional.
   ¿Sabías que entre los híbridos también tenemos la Fantasía científica? Una mezcla entre fantasía y ficción científica (ciencia ficción) que se creó para complicar la vida de todos aquellos que quieren establecer una diferencia entre fantasía y ciencia ficción.
   Hasta acá llegué yo, ¿qué me dices tú? ¿Crees que me faltó algún subgénero importante? ¿Te animas a agregar otros?
 

¿Quieres tener esta entrada en PDF más la infografía?
Consíguela gratis al suscribirte a mi lista de correo.

* indicates required



Sí, te estás suscribiendo a mi lista de mail, pero no te preocupes, yo también odio el spam. Además, puedes desuscribirte cuando quieras.
Si ya eres suscriptor, solo tienes que actualizar tus datos y elegir el regalo que quieras, ¡pueden ser todos!


Seguir leyendo...

La hermandad permanente



Libro_La_hermandad_permanente
 

   La hermandad permanente


  Nuevo libro, disponible en Amazon y otras tiendas.

 
Tapa_La_hermandad_permanente
 Una magia antigua, una magia que no cambia.
  
   El alma es eterna.
   La Hermandad también.
   Todo lo que Yoana quería era un cambio, una oportunidad. Criada para ser una más en la Hermandad, nunca se sintió parte de ellos y solo podía pensar en huir de aquella magia que la oprimía.
   Bastó un momento, una decisión, para que ya nada volviera a ser lo mismo.
   Tuvo la fortuna de conocer el amor. Tuvo la desgracia de conocer la verdad.
   ¿Podrá Yoana afrontar el cambio que se avecina?  

 ¿Qué estarías dispuesto a ceder con tal de permanecer?



Seguir leyendo...

Cómo ser escritor te arruina la lectura



   Habrás leído en muchos lados, incluso en este blog, que la escritura y la lectura van de la mano. En general, leer libros es lo que genera las ganas de escribr. Pero, ¿qué pasa con la lectura cuando llevas tiempo siendo escritor? ¿Cambia en algo?

Ser_escritor_arruina_lectura
 

Ser escritor te arruinar la lectura

 
   Si te gusta escribir o estás pensando en hacerlo tal vez hayas leído por algún lado que te conviene aprender a «leer como un escritor». Es decir, no solo por el placer de la lectura, dejándote llevar por la historia, sino que de manera activa y crítica para descubrir las herramientas que los autores utilizaron durante la escritura. Y si bien es un buen consejo para cuando quieras escribir, pero ¿qué pasa con la lectura solo por placer?
Libro_logo
   Pues lo que sucede es que de repente notas que te resulta muchísimo más difícil dejarte arrastrar por la historia. A veces es imposible apagar al escritor dentro (y ni te cuento al corrector) y empiezas a leer con desgana cuando a las primeras palabras ya descubriste qué es lo que va a pasar y qué es lo que está preparando el autor con todo aquello. También empiezas a ver formas para utilizar esas ideas no exploradas o, peor, se te ocurren mejores opciones que podría haber elegido el autor… Y la lista no termina.
Tip: Convéncete de que harás una lectura crítica después, la primera es solo por placer.
   Tal vez no terminemos la lista, pero ¿por qué no empezarla? He aquí todas las cosas que me arruinan la lectura cuando estoy en mentalidad escritora:
    • El sobreanálisis -> tendencia que se desarrolla cuando comienzas a estudiar en profundidad las herramientas y trucos del escritor. De repente, a cada párrafo que lees empiezas a preguntarte: por qué actúa así el personaje, qué es lo que se está construyendo de fondo, hacía dónde planea ir la trama con ese giro, con qué está intentando confundirme, etc. Básicamente ves dos cosas:

      • Los errores.
      • Los trucos.
    • La envidia -> sucede cuando lees muy buena prosa y te pones verde de la envidia. Lo que te lleva a dos problemas:
      • Escritura_logoDejas de disfrutar lo que estás leyendo para enojarte contigo misma por no escribir de esa manera.
      • Tienes que soltar el libro y ponerte a escribir como una loca con la esperanza de lograr algo similar.
    • El detallismo -> te vuelves más quisquilloso (y yo ser de ser quisquillosa, ¿recuerdas cómo tengo que leer un libro?), porque, de nuevo, como sabes más y conoces los trucos, las tramas universales... Ojo, esto también pasa por leer mucho, cuando ya no te convence leer las mismas historias una y otra vez.
    • La inspiración -> justamente eso que te impulsó a escribir por primera vez: las ideas que se te ocurren cuando estás leyendo. Ya no estás leyendo, sino que, con el libro abierto, estás soñando despierta sobre la próxima novela que vas a escribir (aun cuando ya tienes varios proyectos empezados).

Leer como un escritor puede arruinar la experiencia lectora. Twittea 
  
   En resumen, el consejo de leer como un escritor puede mejorar tu escritura, pero también arruinar tu experiencia como lector. Lamentablemente, es un riesgo que se corre cada vez que un hobby se vuelve algo más cercano al «trabajo».
   ¿Qué opinas? ¿Crees que si eres escritor o corrector pierdes el encanto de la lectura?


¿Quieres saber cuál es mi top ten de libros de fantasía? En el listado no están ni Harry Potter ni El señor de los anillos.
Obténlo gratis al suscribirte a mi lista de correo.

* indicates required



Sí, te estás suscribiendo a mi lista de mail, pero no te preocupes, yo también odio el spam. Además, puedes desuscribirte cuando quieras.
Si ya eres suscriptor, solo tienes que actualizar tus datos y elegir el regalo que quieras, ¡pueden ser todos!


Seguir leyendo...

Un final simple



Minicuentos_Un_final_simple
 
   —Sentémonos acá.
   —No.
   Él suspiró.
   —Está bien, ¿qué quieres hacer?
   —Íbamos a caminar —ella arrastró los pies y miró alrededor.
   Estaban en la plaza, a la hora en que se llenaba de gente.
   —Caminamos hasta aquí.
   Ella entornó los ojos.
   —Bien, caminemos.
   Dieron unas vueltas a la plaza. Ella abrió la boca varias veces, sin emitir sonido. Él la miraba de reojo, a la espera.
   —¿Solo caminar?
   —Todavía no encuentro las palabras.
   Ella apretó los labios; él bajó la vista.
   Oscureció.
   —Adiós —dijo ella de repente.
   —¿Eso es todo?
   Ella asintió. Se alejó bajo la luz de la luna.


   Este minicuento se publica por primera vez.


Este minicuento forma parte del recorrido de la luz, puedes acceder al siguiente a través de la palabra clave o desde aquí Recorrido_logo.

Seguir leyendo...

Herramientas de escritura (1): las que probé


  
   En los meses anteriores te comenté sobre mi rutina de escritura y mis proyectos actuales. Pero bien, ¿qué herramientas utilizo para llevar todo esto a cabo? Pues probé varias y otras las estoy probando, así que voy a dedicar unos cuantos posts a este tema. ¿Vemos primero las que ya probé?

Herramientas_escritura_que_probe
 

Herramientas de escritura que probé

 
   Creo que, para un escritor, la herramienta más natural con la que se comienza a escribir es el Word. Obviamente, me refiero a la escritura digital, ya que lo más natural sería un cuaderno y una lapicera. En realidad, yo empecé escribiendo a mano y después pasaba todo a la computadora. Y si bien me todavía me encanta escribir a mano (tiene que haber otra manera de decirlo, ya que en la computadora uno no escribe con los pies), la transcripción insume demasiado tiempo del cual no dispongo así que tuve que dejar esa etapa atrás. Por lo menos, ya no escribo novelas completas a mano, solo los esbozos y los cuentos.
   Entonces el Word fue la primera herramienta, pero ¿solo eso? No, la sencillez de simplemente abrir un documento y ponerse a escribir tiene como desventaja que es muy difícil en escritos largos buscar secciones específicas del texto o tener un panorama general. Entonces fue cuando intenté utilizar la funcionalidad de esquema. Esta te permite tener un panel de navegación al costado para que sea un poco más fácil ir de una sección a otra. Sin duda, saltar de un lado a otro del documento es lo más engorroso de esta herramienta, sobre todo si tratas con un libro que supera la centena de páginas. Dentro de las ventajas está la facilidad de uso y el control ortográfico que es de ayuda, aunque no te puedes fiar por completo en él. Sin embargo, es una que continúo utilizando para formatos breves.
Escritura_logo
Tip: Utiliza diferentes herramientas según tu objetivo y tus necesidades.

   En mi siguiente etapa, por más que continuaba escribiendo a mano y pasando a Word, comencé a utilizar planillas para: los personajes, los principales puntos de la historia, etc. Todo inició cuando empecé a leer muchos libros sobre escritura y estructura de las novelas. Lo que terminó en una plantilla bastante larga a completar antes de empezar cada novela. ¿Cómo resultó? Por un lado, no terminaba de completar todo, en algunos puntos me ganaba la pereza; por otro, luego no volvía a leer lo que estaba allí. Es decir, pasaba a Word el resumen y secuencia de escenas, pero todos los detalles sobre personajes, mundo, etc. quedaban para siempre en esas notas. Sin embargo, sí creo que es útil hasta cierto punto. Todo depende de tu nivel de planificación, yo no planifico con mucho detalle, pero esas herramientas me dejaron algo y todavía uso varias antes de empezar una novela (aunque no sea con la profundidad que vi en varios libros).
   No es exactamente otra etapa, pero si estaba el Word, ¿podía faltar el Excel? En realidad, lo utilicé solo dos veces (la segunda de la cuenta en el siguiente post) y todavía no me convence ninguna de las dos. Aunque la primera era necesario. ¿Para qué? Pues para hacer un esquema de las escenas en el tiempo ¡porque ya me estaba perdiendo! Cuando tienes varios eventos en paralelo en la historia necesitas saber cuánto tiempo demoran cada uno. Si bien usé el Excel solo una vez para construir una línea de tiempo, no es porque no sea necesaria en todos los proyectos sino porque suelo manejarme con notas al costado (y estoy por probar otra forma… en un futuro post te contaré).

No sabrás si una herramienta es buena para ti si no la pruebas. Twittea 

   En resumen, las herramientas más sencillas no siempre son las más útiles. A veces es necesario poner un poco de esfuerzo en una herramienta que parece más compleja, pero que al final facilitará mucho la tarea. Estos fueron los pasos de mi primera evolución.
    • Cuaderno y birome.
    • Word (y Excel):
      • Esquemas.
    • Planillas/plantillas.
   ¿Qué me dices? ¿Cuáles fueron las primeras herramientas que probaste para tu escritura?

 

¿Quieres empezar a escribir?
Conoce mi nuevo libro: ¿Quieres escribir una novela?
Quieres escribir una novela_Tapa

¿Quieres una muestra del primer capítulo del libro?
Obténla gratis al suscribirte a mi lista de correo.

* indicates required



Sí, te estás suscribiendo a mi lista de mail, pero no te preocupes, yo también odio el spam. Además, puedes desuscribirte cuando quieras.
Si ya eres suscriptor, solo tienes que actualizar tus datos y elegir el regalo que quieras, ¡pueden ser todos!

Seguir leyendo...