Buscar este blog

* indicates required
Sí, te estás suscribiendo a mi lista de mail, pero no te preocupes, yo también odio el spam. Además, puedes desuscribirte cuando quieras.

Un final simple



Minicuentos_Un_final_simple
 
   —Sentémonos acá.
   —No.
   Él suspiró.
   —Está bien, ¿qué quieres hacer?
   —Íbamos a caminar —ella arrastró los pies y miró alrededor.
   Estaban en la plaza, a la hora en que se llenaba de gente.
   —Caminamos hasta aquí.
   Ella entornó los ojos.
   —Bien, caminemos.
   Dieron unas vueltas a la plaza. Ella abrió la boca varias veces, sin emitir sonido. Él la miraba de reojo, a la espera.
   —¿Solo caminar?
   —Todavía no encuentro las palabras.
   Ella apretó los labios; él bajó la vista.
   Oscureció.
   —Adiós —dijo ella de repente.
   —¿Eso es todo?
   Ella asintió. Se alejó bajo la luz de la luna.


   Este minicuento se publica por primera vez.


Este minicuento forma parte del recorrido de la luz, puedes acceder al siguiente a través de la palabra clave o desde aquí Recorrido_logo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El respeto es algo que nos beneficia a todos.